Gente

Ainhoa Arteta muestra las secuelas de la grave septicemia que sufrió en agosto

Los médicos tuvieron que amputar una de las falanges de su mano

Ninguna duda cabe de que ha sido uno de los peores años para Ainhoa Arteta. La soprano se contagió de coronavirus a principios de año, y aunque parecía que se había recuperado, poco después las secuelas la llevaron a necesitar una silla de ruedas. Sin embargo, lo peor para ella estaba por llegar, y es que en verano sufrió una grave septicemia generalizada a consecuencia de una infección por la bacteria E-Coli por la que los médicos tuvieron que amputarle dos falanges de su mano. Un duro golpe por el que la cantante pasó un tiempo alejada de la opinión pública.

Ainhoa Arteta y su hija Sarah Croft Arteta
Ainhoa Arteta y su hija Sarah Croft Arteta FOTO: GAA GTRES

Recientemente, Ainhoa Arteta se ha puesto en manos de los cirujanos en Berlín para remodelar sus articulaciones amputadas, y por lo visto la intervención fue todo un éxito, tal y como ella misma celebró: “Por fin puedo decir que la mejoría es evidente y que falta muchísimo menos para poder estar con todos vosotros. Que tanto ánimo y apoyo me habéis brindado y del que estoy segura que sin él no hubiera sido posible mi recuperación. Gracias por vuestra energía, cariño y respeto. Nunca olvidaré lo que he sentido… que sin ninguna duda me ha dado muchas lecciones de vida y coraje”.

Ainhoa Arteta muestra las secuelas de la septicemia que sufrió
Ainhoa Arteta muestra las secuelas de la septicemia que sufrió FOTO: GAA GTRES

Ahora, Ainhoa Arteta ha sido vista de nuevo en España, poco después de haberse sometido a su intervención en Alemania. La cantante lucía buen aspecto mientras paseaba acompañada de su hija, Sarah Croft Arteta, que se ha convertido en su principal apoyo en estos últimos meses tan duros. Tal y como se aprecia en las imágenes, la soprano parece bastante recuperada y no oculta las secuelas de aquella grave septicemia que la llevaron a perder parte de sus falanges.

Ainhoa Arteta y su hija Sarah Croft Arteta después de ponerse la vacuna contra el coronavirus
Ainhoa Arteta y su hija Sarah Croft Arteta después de ponerse la vacuna contra el coronavirus FOTO: GAA GTRES

Después de un agradable paseo por Madrid, Ainhoa Arteta acompañó a su hija a inocularse su correspondiente dosis de la vacuna contra el coronavirus, previniendo así que la joven corra la misma suerte que su madre si termina contagiándose.

Año complicado

Que estos meses han sido difíciles para Ainhoa Arteta en lo que a su salud se refiere no es ningún secreto, pero lo cierto es que la cantante tampoco ha pasado por su mejor momento en lo personal. En mitad de su batalla por mejorarse, se dio a conocer que su relación con Matías Urrea había llegado a su fin, y la separación fue de todo menos amistosa. En los medios de comunicación se filtraron testimonios, supuestamente de parte del militar, que no dejaban en muy buen lugar a la soprano, dibujándola como una persona altiva y tirana que no se comportó del todo bien en su matrimonio.