Así será el “no desfile militar” del 12-O en plena pandemia

El Día de la Fiesta Nacional no desfilarán uniformados ni blindados por las calles y el Rey no ofrecerá una recepción en Palacio con el tradicional besamanos. La Legión será la única unidad de fuera de Madrid por su Centenario

A finales del pasado mes de julio, la ministra de Defensa, Margarita Robles, confirmaba lo que ya muchos esperaban: el próximo 12 de octubre, Día de la Fiesta Nacional, no tendrá lugar un amplio desfile militar por el centro de Madrid como es tradición (será la primera vez en 33 años). La pandemia del coronavirus ha afectado también a este acto castrense, al igual que ya lo hiciera con el Día de las Fuerzas Armadas el pasado mayo o con el acto central del Centenario de la Legión el día 20 de septiembre.

Por el momento, a la espera de que la Comunidad de Madrid adopte -o no- las nuevas restricciones impuestas por el Gobierno, la planificación con la que trabajan tanto en el Ministerio de Defensa como en la Casa Real gira en torno a un “acto militar reducido” en el patio de la Armería del Palacio Real.

Estas son las principales claves de un atípico 12-O:

· Lugar. Patio de la Armería del Palacio Real, en lugar de en el madrileño Paseo de la Castellana. El objetivo es evitar las aglomeraciones de los ciudadanos que cada año acudían a verlo.

· Presencia militar. Participarán unidades representativas de los dos Ejércitos, la Armada, la Unidad Militar de Emergencias (UME), la Policía y la Guardia Civil. En principio, todas esas unidades están basadas en Madrid y la única excepción será la de efectivos de la Legión con motivo de su Centenario. Además, el acto servirá también de homenaje a los efectivos que participaron en la “Operación Balmis” (ahora en “Baluarte”) contra el coronavirus.

· Participación de otros organismos. Defensa estudia aún que puedan unirse representantes de otros organismos, como Bomberos o Samur, algo que ya hicieron en las últimas paradas militares del 12 de octubre.

· ¿Habrá desfile? Básicamente, no. Las unidades que estarán en el Patio de la Armería estarán formadas en todo momento y únicamente “desfilarán” ante el Rey para abandonar el lugar.

· ¿Habrá blindados o aviones? No. Las Fuerzas Armadas estarán representadas por sus efectivos. El único “extra” será la pasada de los siete aviones de la “Patrulla Águila” pintando los colores de la bandera tras el homenaje a los caídos. Tampoco habrá, como es habitual, paracaidistas que desciendan con la enseña nacional.

· ¿Cómo será la secuencia de los actos? Los Reyes llegarán al Patio y, tras los honores protocolarios, Felipe VI, como capitán general de las Fuerzas Armadas, pasará revista a la tropa. Tras esto, se izará la bandera y tendrá lugar un homenaje a los que dieron su vida por España, donde los militares entonarán “La Muerte no es el final” y sonará el toque de oración. Será en ese momento, tras las salvas de ordenanza, cuando los siete de aviones de la “Patrulla Águila” pintarán el cielo de la capital con los colores de la bandera. Para terminar, los uniformados formados en el Patio abandonarán el lugar “desfilando” ante el Rey.

· ¿Se invitará a autoridades? Es otro de los puntos que continúan estudiando en función de la situación, aunque el plan que manejan habla de una lista muy reducida, que incluiría a los principales representantes políticos y autoridades militares.

· ¿Habrá recepción posterior en el Palacio Real? En principio, la Casa Real no contempla una recepción a las autoridades y, por tanto, tampoco el tradicional besamanos.

· ¿Cuántos efectivos participaron el pasado año en la parada militar? En 2019, más de 4.200 militares recorrieron unos dos kilómetros del Paseo de la Castellana. Junto a ellos, 76 aeronaves y 150 vehículos. Todos, arropados por cientos de ciudadanos que se agolpaban junto a la calle para no perder detalle.