Caso Madeleine: Nuevas y “sólidas pruebas” permitirán juzgar a Christian Brueckner antes de Navidad

Las evidencias reunidas por el fiscal alemán han convencido a Scotland Yard de que el pedófilo convicto es el responsable del secuestro y asesinato de Maddie

Imagen de Madeleine McCann y de Christian Brueckner, principal sospechoso de su secuestro y asesinato
Imagen de Madeleine McCann y de Christian Brueckner, principal sospechoso de su secuestro y asesinatoLa Razón (Custom Credit)

Christian Brueckner, de 44 años, cumple condena en una cárcel de alta seguridad alemana por la violación de una septuagenaria norteamericana pero no ha parado de defender su inocencia y ha denunciado que la fiscalía alemana está empeñado en cargarle el secuestro y desaparición de Madeleine McCann en mayo de 2007, de unos apartamentos de la localidad portuguesa de Praia da Luz.

Lo cierto es que desde que el fiscal alemán Hans Christian Wolters señalara al pedófilo convicto en junio de 2020 no han presentado ninguna prueba sólida contra él, se ha limitado a enumerar una serie de evidencias y a decir que el caso estaba resuelto al 90 por ciento y que Brueckner se sentaría en el banquillo en cuestión de meses.

Viñeta dibujada por Christian Brueckner para criticar a los fiscales alemanes del caso Madeleine McCann
Viñeta dibujada por Christian Brueckner para criticar a los fiscales alemanes del caso Madeleine McCann FOTO: Diario Bild Bild

Desde que Brueckner rompiera su silencio enviando una carta a Bild, se ha producido un cruce de acusaciones que acaban de tener un nuevo episodio: Wolters ha anunciado que han encontrado “pruebas sólidas” que permitirán por fin sentarle en el banquillo antes de las próximas Navidades.

Según publica el diario británico “The Sun”, la fiscalía alemana ha logrado hacer cambiar de opinión a Scotland Yard. Los investigadores británicos nunca creyeron en la implicación del alemán, pero el trabajo de la fiscalía alemana ha logrado grandes avances en los últimos meses ha conseguido convencerles de que Brueckner secuestró a Maddie, la asesinó y se deshizo del cuerpo en Portugal.

Kate y Gerry McCann no tienen noticias sobre los avances del caso pero les reconforta saber que Brueckner está en prisión
Kate y Gerry McCann no tienen noticias sobre los avances del caso pero les reconforta saber que Brueckner está en prisión

En cambio, la policía Portuguesa no se ha pronunciado sobre estas nuevas pruebas y sigue recelando del trabajo del fiscal. Es más, en las reuniones de alto nivel celebradas con los investigadores alemanes y británicos han dejado claro que no creen en la posibilidad de que Brueckner esté relacionado con el caso, ya que lo investigaron en una de las primeras fases de la investigación y descartaron esta posibilidad.

Wolters explicó al tabloide que “Tenemos nuevas pruebas sólidas contra el sospechoso. La investigación avanza y esperamos tener una novedades pronto. No puedo decir con certeza cuándo, pero estamos trabajando muy duro para resolver este caso y los otros en los que en los que el sospechoso está implicado”.

Portada del libro "My Search for Madeleine", en el que se hacen nuevas revelaciones sobre la implicación de Brueckner en cinco casos de abuso sexual
Portada del libro "My Search for Madeleine", en el que se hacen nuevas revelaciones sobre la implicación de Brueckner en cinco casos de abuso sexual FOTO: Amazon

Esos casos se refieren a cinco delitos de abusos sexuales, tal y como el fiscal explica en el libro “My Search for Madeleine”, en el que un periodista británico hace una actualización del caso. Como respuesta a esta publicación, el pedófilo se burló de la policía de la que dijo que “ni una pizca de evidencia” en su contra que le vinculen con esos casos. “El libro no es mejor que un cómic” y “la decisión de la Policía de colaborar en él solo demuestra lo mucho que se aferran a las pajitas para obtener nuevas pistas”, dijo una fuente cercana al principal sospechoso.

Además del libro, un programa de Channel 5 anunció que emitiría un nuevo documental sobre el caso Madeleine que se emitiría a finales de año en tres entregas, en el que se defiende la teoría de que Brueckner no tiene relación con la desaparición de Madeleine y apunta a la posibilidad de que fueran dos ciudadanos rusos y que el trabajo fuera por encargo.

El fiscal aleman Hans Christian Wolters ha defendido desde junio de 2020 que Brueckner es el responsable del secuestro y asesinato de Madeleine y parece que ha reunido las pruebas suficientes para poder llevarlo ante un juez
El fiscal aleman Hans Christian Wolters ha defendido desde junio de 2020 que Brueckner es el responsable del secuestro y asesinato de Madeleine y parece que ha reunido las pruebas suficientes para poder llevarlo ante un juez FOTO: Martin Meissner AP

Lo cierto es que las nuevas pruebas deben ser lo suficientemente contundentes para haber convencido a los investigadores británicos y para poder sentar en el banquillo al principal sospechoso.

Hasta ahora, todas las pruebas eran circunstanciales. Se conocía que Brueckner era un delincuente que se dedicaba a trapichear y a robar en los apartamentos turísticos y que en algunos asaltos aprovechaba para abusar de las mujeres que encontraba dentro: precisamente la violación de una mujer norteamericana de 72 años es la que permitió encarcelarlo.

Además, su novia declaró que que le confesó la noche anterior a la desaparición que tenía encargado un trabajo complicado que le obligaría a estar ausente durante un tiempo. Y la misma noche de la desaparición, y casi a la misma hora, su teléfono móvil lo sitúa a escaso metros de los apartamentos de Praia da Luz donde los McCann pasaban unos días de vacaciones con unos amigos.

Imagen de la fachada de los apartamentos de Praia da Luz, en los que los McCann pasaban unos días de vacaciones con unos amigos cuando su hija Madeleine fue secuestrada mientras ellos cenaban en un restaurante cercano
Imagen de la fachada de los apartamentos de Praia da Luz, en los que los McCann pasaban unos días de vacaciones con unos amigos cuando su hija Madeleine fue secuestrada mientras ellos cenaban en un restaurante cercano FOTO: Armando Franca AP

Este es un capítulo más de una historia que parece acercarse a su final. Mientras tanto, los padres de Maddie, Kate y Gerry siguen sin a la espera de que alguien se ponga en contacto con ellos para actualizarle los datos sobre la investigación, aunque han afirmado que saber que Brueckner está en prisión “reconforta”, aunque temen que si no confiesa nunca sabrán lo que le ocurrió a su hija.