¿Son las influencers rentables como modelos publicitarias? Un experto responde

Hablamos con Sergio Barreda sobre publicidad en redes y nos explica cómo funciona

Dulceida y Madame de Rosa, expertas en redes sociales e influencers
Dulceida y Madame de Rosa, expertas en redes sociales e influencers FOTO: @dulceida

La publicidad y el marketing de influencers es una de las herramientas más usadas por las marcas para desarrollar sus campañas anuales y son muchas las que cuentan con la imagen de creadoras de contenido para revalorizar su marca y atraer al cliente de una manera más cercana. Contar con influencers para publicidad es la nueva moda pero, ¿son las influencers rentables como modelos publicitarias? Hablamos con Sergio Barreda, CEO de Keeper Experience y experto en redes sociales que nos da las claves para entender este negocio, su lado bueno, la rentabilidad y el posible ‘’intrusismo’' dentro del mundo de la imagen.

Si algo tenemos claro es que la imagen de las influencers cuenta (y mucho) de cara a que una marca quiera contar con ella como imagen de esta. Al fin de al cabo, los seguidores tienen mucho que ver en estas decisiones pero, ¿están bien cotizadas las influencers para las marcas en publicidad?: ‘’La mayoría de marcas ya incluyen una parte de sus presupuestos en influencer marketing, siendo un sector que cada año aumenta su inversión a doble dígito. La generación milenial y Z prácticamente solo consume contenidos a través de las redes sociales, y por tanto, si quieres llegar a ellas debe ser su canal prioritario. Las marcas deben de contar con agencias especializadas que les ayuden no solo a definir la mejor estrategia para su empresa sino también a seleccionar los mejores embajadores para la misma’', nos cuenta el experto. Sin duda, las redes sociales están llenas de impactos publicitarios y eso, es gracias a las marcas que invierten cierta parte de sus presupuestos en llegar a los que no llegan a través de otros canales.

Aunque hay algo que todos nos preguntamos, las campañas publicitarias suelen tener presupuestos y costes muy elevados, es una duda que todos tenemos, ¿tan bien se pagan las redes sociales? Esto es como todo, dependerá del caché y de las cifras: ‘’Como en otros sectores, lo que un creador cobra tiene que ver con la cantidad de público al que llegan sus publicaciones. Trabajamos con unos CPM (coste por mil personas impactadas) que dependiendo del objetivo de la campaña son más altos o más bajos. En este sentido el modelo publicitario no ha cambiado, lo que es diferente es el medio desde donde se realizan las campañas’', aclara Sergio. Está claro que si las empresas apuestan altos costes de sus presupuestos para su campañas de influencers, es por algo. Funcionar, funcionan y a la vista está que hay abrigos, como el de Paula Echevarría x Primark que se agota en cuestión de días o maquillaje como el de Dulceida que colapsa páginas webs. La publicidad ha cambiado y esto es gracias a las influencers.

Pero, en este sector, siempre hemos visto a modelos profesionales o actores publicitarios que eran los que protagonizaban las campañas de las grandes marcas, ¿quién no se acuerda de aquel ‘’Chic para mi, chic para ti’'? Una campaña viral con una chica que no era conocida. El intrusismo laboral es un término muy usado para estos temas pero, ¿hay realmente?: ‘’En mi opinión el influencer marketing es una evolución nativa de la propia comunicación. Los creadores han sido capaces de adaptarse mejor que otros medios al ámbito digital y consolidar unas audiencias que les siguen por lo que hacen, por como comunican y, lo que, es más, porque les apoyan. Todo el trabajo que hay detrás demuestra que en ningún caso estamos hablando de intrusismo.’', opina nuestro experto. Y nos cuenta que lo que los influencers venden, no solo es una imagen: ‘‘Los influencers han demostrado que son capaces de vender y ser rentables para las marcas, pero también hay que saber elegir al influencer y hacer una estrategia coherente y basada en los objetivos del cliente.’’, añade y concluye.

Finalmente, si es rentable contratar a Dulceida, María Pombo o Carmen Lomana, las marcas lo seguirán haciendo. El mundo de la publicidad abrió fronteras para desarrollar el marketing de influencers como una herramienta más de ventas.