Margarita Robles: “Podemos sabrá si le resulta compatible o no estar en el Gobierno”

Con “el mundo otra vez dividido en bloques”, la ministra de Defensa insiste en la necesidad de “invertir en disuasión” y pide “sentido de Estado”. Zanja el debate “artificial” sobre Ceuta y Melilla: “Su protección es total”

Llega al encuentro con LA RAZÓN exultante. “Cansada”, pero “muy satisfecha”. La Cumbre de la OTAN de Madrid “ha sido un éxito” y “se han conseguido todos los objetivos de España”, que sale “muy fortalecida”, destaca sonriente. Prudente, prefiere no dar mucho detalle sobre el principal anuncio que hizo el Gobierno: el aumento del gasto en Defensa hasta el 2% del PIB desde este año. “Estamos viendo las distintas opciones y vamos a cumplir con ese compromiso”, apunta mientras avisa a Podemos, muy crítico con la posición del Ejecutivo en estos asuntos, de que valore si le merece la pena seguir en el Gobierno. Porque, ante lo que parece una nueva Guerra Fría, insiste: “Sin paz no habrá ni Sanidad ni Educación”.

-¿Cómo sale España de la Cumbre de la OTAN?

-España sale muy fortalecida desde todos los puntos de vista. Desde el punto de vista de imagen, se ha visto que es un gran país cuando tiene que organizar, porque además se han visto implicados no solamente los que tenemos responsabilidades políticas, sino todo el mundo.

-Muchas de las reivindicaciones que plantearon se han tenido en cuenta.

-Se han conseguido todos los objetivos que España se había planteado. El Concepto Estratégico va a definir los próximos diez años y se ha remarcado el papel de la Alianza Atlántica para preservar la paz, la seguridad y la libertad. Se ha recogido expresamente el tema referente al flanco Sur y las amenazas que hay en el Sahel. Y ha habido muchísimas reuniones bilaterales que han permitido ahondar en las relaciones de muchos países. Ha sido un éxito.

-Y se ha hablado de la integridad territorial. ¿Cerramos ya el debate sobre Ceuta y Melilla?

-No comprendo de dónde ha salido este debate artificial. El Concepto Estratégico habla de que la OTAN protegerá hasta el último palmo de la integridad territorial de cada uno de los países. Por tanto, la integridad territorial de España está plenamente garantizada en el ámbito de la Alianza Atlántica. La protección de Ceuta y Melilla es absolutamente total.

-Y la OTAN, ¿cómo sale?

-La Alianza sale absolutamente reforzada de Madrid. Si tuviera que definir esta Cumbre, diría que es la Cumbre de la unidad. Estamos unidos para decirle a Rusia que no vamos a aceptar ninguna agresión que suponga una vulneración de las normas del Derecho internacional.

-¿Se le pidió a España gestos como el aumento del gasto?

-No hemos tenido que hacer ningún ofrecimiento. Desde la Cumbre de Gales había un compromiso de intentar llegar en 2024 a ese 2% y en España hemos ido más lentos. En Gales se habló de que una de las formas de participación era aumentando el presupuesto, pero también el número de contribuciones a las operaciones. Aquí hemos cumplido y estamos cumpliendo con creces. Hay países que llegan al 2% pero que no tienen un compromiso tan grande como el que tiene España en las misiones de OTAN. Y vamos a cumplir ese compromiso de llegar al 2%. Somos conscientes de que la seguridad del mundo libre está en riesgo.

-¿Tienen alguna hoja de ruta?

-Como dijo el presidente, nos hemos puesto ese escenario en el año 2029. La gente del Ministerio de Defensa y de las Fuerzas Armadas están trabajando en ese calendario. Vamos a tener una hoja de ruta para llegar a ese 2%.

-Sánchez anticipó que ya este año se vería el incremento ¿A cuánto ascenderá?

-Estamos viendo las distintas opciones. No se trata solo de que esté recogido en el Presupuesto, sino que se pueda ejecutar. En eso también tenemos que ser realistas. Toda la planificación hasta 2029 la vamos a hacer de tal manera que nos permita que la cantidad que aparezca en los presupuestos se pueda ejecutar. Hay que poner de relieve que en los últimos cuatro años se ha hecho un esfuerzo sin precedentes en materia de inversiones en Defensa. Se han invertido 13.000 millones que están ayudando a la modernización de las Fuerzas Armadas, lo que implica que para este Gobierno la seguridad y la defensa como una manera de ver la paz, los derechos y las libertades ha sido una prioridad.

-Este tema ha abierto una nueva línea de discrepancias con Podemos, ¿tiene sentido que siga en el Gobierno si no comparte las decisiones del Ejecutivo?

-Es un tema que tendrá que contestar Podemos. Ellos sabrán si les resulta compatible o no estar en el Gobierno. La posición del Gobierno de España en materia de Seguridad y Defensa la marca el presidente y es una posición de aliado serio, fiable, comprometido y responsable. Quiero remarcar, desde el respeto a las posiciones de todo el mundo, que en las últimas encuestas que ha habido, el 83% de los ciudadanos de este país, un porcentaje elevadísimo, está de acuerdo con participar en la OTAN y cree que el esfuerzo que España está haciendo en la OTAN es muy positivo. Por tanto, yo respeto a todo el mundo, no comparto obviamente esas posiciones, pero la posición del Gobierno es la que marca el presidente y está en línea con el 83% de la ciudadanía.

-¿Puede estar en riesgo que salga adelante el Presupuesto si sus socios no lo apoyan?

-No vamos a adelantar acontecimientos. Determinadas fuerzas políticas tienen que hacer una reflexión sobre la situación actual. No podemos tener prejuicios. Vivimos en un mundo en el que existe una guerra, en el que las amenazas son absolutas y totales. No podemos hablar de invertir en Educación y Sanidad, que son esenciales y hay que hacerlo, pero si no hay paz, no habrá ni Educación ni Sanidad. Que se lo pregunten a los ciudadanos de Ucrania. La amenaza es cada vez mayor. Hay misiles de gran alcance que pueden llegar a ciudades como Madrid, sin olvidar otras amenazas. Yo espero que haya una reflexión realista, no vivimos en un mundo utópico. A todos nos gustaría un mundo diferente, en el que no hubiera guerras, pero desgraciadamente no es así y la mejor manera de trabajar por la paz es invertir en disuasión.

-¿Han planificado ya a qué va a ir destinado el aumento del presupuesto?

-Tanto el JEMAD como los jefes de Estado Mayor y el Ministerio planifican y trabajan con realismo en aquello que es necesario o en lo que cada año se pueda ejecutar. Vamos a trabajar para esa modernidad en las Fuerzas Armadas, para favorecer la industria española, para crear puestos de trabajo y, sobre todo, trabajar por y para la paz.

-Los militares se manifestaron pidiendo que el aumento llegara también a sus sueldos...

-Se manifestó un número muy limitado de militares. Yo tengo el mayor respeto por los hombres y mujeres de las Fuerzas Armadas y, por tanto, iremos viendo cómo evolucionan los acontecimientos. Pero la inmensa mayoría de los 120.000 hombres y mujeres de las Fuerzas Armadas no va a manifestaciones.

-¿Hay plazos para la llegada de los dos nuevos destructores de Estados Unidos a Rota?

-Se llegó al acuerdo político el otro día y se va a ir concretando con la petición formal que se nos haga. Es muy buena noticia, porque no solo se profundizan las relaciones bilaterales, también se ayuda a la defensa en el flanco Sur, en el Mediterráneo. Además, va a suponer la creación de puestos de trabajo en Rota.

-¿Ha pedido Estados Unidos desplegar más medios o efectivos en Rota o Morón?

-En principio, el acuerdo político ha sido el incremento de dos destructores.

-Podemos también lo critica...

-Vuelvo a decir lo mismo, este despliegue va íntimamente unido a lo que hacemos en materia de inversión en defensa. Es una apuesta más por defendernos.

La ministra de Defensa, Margarita Robles, durante la entrevista
La ministra de Defensa, Margarita Robles, durante la entrevista FOTO: Jesús G. Feria La Razon

-En estas cuestiones, ¿se siente más arropada por el PP que por aquellos que se dicen socios prioritarios del Gobierno?

-No es un tema de sentirse arropado o no, es un tema de Estado y en los temas de Estado España tiene un compromiso con la Unión Europea y con la Alianza Atlántica. La Defensa se ha convertido en un factor esencial y en un factor principal, por lo que cualquiera que quiera tener una responsabilidad seria de Estado tiene que darse cuenta de que sin Defensa, sin paz, sin libertad y sin seguridad no se puede ejercitar ningún otro derecho. Nosotros no vamos a hacer nunca una utilización partidista de la Defensa y esperamos que ninguna fuerza política lo haga, sino que, al contrario, hagan un planteamiento de Estado.

-Pero se está haciendo esa utilización partidista, ¿no tiene Podemos ese sentido de Estado?

-Yo hablo del Gobierno de España, representado en materia de Seguridad y Defensa por el presidente del Gobierno.

-Más allá de la preocupación por parte de la OTAN por el flanco Sur, ¿se ha planteado alguna medida, alguna misión?

-En el flanco Sur hay una extensión del yihadismo y una extensión muy importante de Rusia. Hay países donde la extensión del Ejército ruso y también de Wagner se está produciendo cada día. Poner en marcha una misión es algo que lleva tiempo, mucho más en el contexto que estamos viviendo de necesidad de reforzar el flanco Este. Pero evidentemente es una posibilidad que existe. Lo importante es que ya se toma conciencia de que la situación en África es preocupante, que el flanco Sur es esencial y fundamental.

-¿Qué pasará con la misión de la UE en Mali y las tropas españolas allí desplegadas?

-Estamos reduciendo el contingente porque Francia se ha retirado y Alemania está en ese trámite de retirar. Estamos esperando la decisión final que tome la Unión Europea y mientras estamos disminuyendo el número de nuestros contingentes por razones obvias.

-¿Corren peligro otras misiones como las de Somalia o República Centroafricana?

-Desgraciadamente, lo único que puedo decir es que países como la República Centroafricana han caído ya prácticamente bajo la influencia rusa y nosotros tenemos un contingente pequeño allí. Y Somalia es uno de los países que en este momento está más afectado por la hambruna y la piratería se está incrementando.

-¿Qué se puede hacer para frenar la expansión de Rusia y China en África?

-Lo primero, no olvidarnos de África, porque si la Unión Europea o la Alianza Atlántica se olvidan de África, estarán dejando el terreno libre a China y a Rusia.

-El Concepto Estratégico también incluye las amenazas híbridas, como los chantajes migratorios o energéticos...

-Lo que estamos viendo en Ucrania es que, junto a una guerra convencional, hay esta serie de amenazas híbridas y, evidentemente, la inmigración ilegal es también una forma de agresión a un país, igual que los ciberataques. Se planteó el hecho de ser muy conscientes de que la inmigración ilegal es un instrumento dentro de estas amenazas híbridas. España insistió mucho en que se tomara conciencia de ello y se ha conseguido.

-¿Puede interpretarse como un aviso a Argelia o Marruecos?

-Lo que se ha hecho es una visión integral de lo que es África.

-¿Estamos ante una nueva Guerra Fría?

-Estamos viviendo el momento más difícil después de la caída del Muro de Berlín. El mundo otra vez se ha vuelto a dividir en bloques. Está Rusia frente a los países que trabajamos por la paz y por la libertad. Son momentos de especial dificultad, pues la guerra está generando una crisis económica y una crisis energética. Por parte de Rusia se están haciendo todo tipo de chantajes que están conduciendo a que estemos en una situación de inflación en el mundo muy preocupante.

-Sánchez habla ya de riesgo cierto de cortes de suministro de gas, ¿hay que prepararse para el otoño?

-Es necesario estar preparados, porque es un escenario que sin ninguna duda puede producirse. España tiene menos dependencia energética de Rusia, tiene una situación más positiva, pero el planteamiento que se hace, como consecuencia de este corte de suministro e incluso de gas, es que el invierno va a ser muy duro. Es importante que los ciudadanos sean conscientes de que estamos viviendo una guerra de una magnitud esencial, con unas amenazas por parte de Rusia que, no nos olvidemos, es una potencia nuclear. Vivimos en un contexto en el que se había producido una crisis económica como consecuencia de la pandemia y, cuando empezábamos a salir, ha surgido una guerra que va a ser larga y no sabemos cómo puede evolucionar.

-¿Hay riesgo de recesión?

-No soy una experta en economía, pero creo que el Gobierno está haciendo todo lo posible para proteger a las personas más vulnerables, a las clases medias y a los trabajadores, tomando medidas muy en contacto con la Unión Europea para aliviar la situación de crisis económica.

-Sí, pero la realidad es endiablada. Se ha hecho un paquete anticrisis y vemos como la inflación sigue subiendo...

-El Gobierno va a seguir tomando las medidas que considere que pueden ayudar más a aquellos que son más desfavorecidos. Imagínese si no se hubiera hecho nada. Con el nivel de inflación que tenemos, si no se llevara tiempo tomando las medidas, la situación sí sería endiablada.

-La OTAN quiere reforzar sus misiones en el Este y las fuerzas de reacción rápida. ¿Se ha pedido a España más apoyo?

-En este momento no, pero España está siempre a disposición de lo que OTAN nos pida. Acabamos de reforzar en Letonia con una batería “Nasams” y la disponibilidad de España es total y absoluta. En función de los dispositivos que la Alianza determine, España actuará con arreglo a sus capacidades.

-En la Cumbre se reunió con su homóloga alemana, ¿hablaron del envío de blindados “Leopard” a Ucrania?

-Hablamos sobre Mali, sobre Ucrania y, sobre todo, del planteamiento del apoyo a Ucrania, pero no se entró en otros detalles. Hasta el momento, España no ha tomado ninguna decisión. Ucrania ha pedido blindados a todos los países, no ha habido una petición en concreto a España. Hay un grupo de 45 países donantes y el envío de material a Ucrania tratamos de que sea lo más discreto y lo más coordinado posible.

-Si la guerra se alarga, ¿llegará un momento en el que España u otros países no puedan enviar más armamento a Ucrania?

-Cuanto más se alarga en el tiempo la guerra es evidente que hay más dificultades de abastecimiento. Ahí están también las distintas industrias y habrá que ver el escenario. Se ha llegado a la conclusión de que el envío de material no puede ser una cosa individualizada de cada país, sino coordinada, porque a lo mejor lo que le falta a un país lo tiene otro.

-¿Hay poderes ocultos que intentan desestabilizar al Gobierno?

-Yo me hago una reflexión, en estos cuatro años que se han hecho muchísimas cosas, que hemos afrontado la pandemia y yo personalmente, como ministra de Defensa, creo que se han hecho muchas cosas por las Fuerzas Armadas, nunca he oído un elogio de otras fuerzas políticas y de algunos medios de comunicación. Siempre críticas, siempre lo negativo. Me sorprende, porque habiendo vivido lo que hemos vivido, nunca, nunca se ha recibido un elogio. Todo lo contrario, parece que hay más bien un interés en ver qué fallos hay, qué cuestiones no están. Esa falta de generosidad que ha habido, incluso en momentos tan duros como los de la pandemia, créame que a mí, no ya como ministra, sino como ciudadana, me sorprende. Eso quiere decir que hay gente, yo no me atrevo a decir quién, que cuando menos le falta la objetividad para reconocer lo que este Gobierno está haciendo bien.

-El líder del PP sí felicitó al Gobierno por la Cumbre...

-Sí, pero previamente felicitó al Gobierno de Rajoy, porque dice que había ofrecido el celebrar la Cumbre de la OTAN en Madrid. Mire, la decisión de celebrar la Cumbre en Madrid se tomó el año pasado, no hace cuatro años, y yo creo que a veces hay que tener la generosidad de reconocer cuando un Gobierno hace las cosas bien.

-Usted sí está en contacto con el PP, con González Pons...

-Sí, sí, yo al señor González Pons le llamo de vez en cuando y le llamé para informarle de la decisión política de los destructores. Tengo una muy buena relación con él y tengo un respeto por todas las personas que se dedican a la política. Por eso a veces me duele que en temas que son temas de Estado, en vez de hacer una valoración de política global pensando en la ciudadanía, se haga una posición puramente ideológica o partidista. Creo que con este Gobierno se está siendo muy injusto, muy muy injusto, porque es muy difícil encontrar elogios a algo que está realizando el Gobierno.

-Se queja de que los partidos de la oposición tratan injustamente al Gobierno, pero ¿hacen algo de autocrítica? ¿Por qué no rentabilizan sus medidas en las urnas?

-Un Gobierno tiene que trabajar pensando no en las urnas, sino pensando en todos los ciudadanos y a este Gobierno le ha tocado vivir una pandemia, le está tocando vivir una guerra y estamos tratando de poner todo el esfuerzo para que los ciudadanos se vean lo más protegidos posible. Primero, en el escenario de la pandemia y luego, en el de la guerra.

-Cuando hay que hacer una catarsis siempre se habla de una crisis de Gobierno, ¿qué le parece? ¿Se ve consolidada en Defensa?

-Los cambios de Gobierno los decide el presidente. Lo único que puedo decir es que llevo cuatro años en el Ministerio de Defensa, cuatro años en los que se ha trabajado muchísimo, en el que me siento especialmente orgullosa de estar al frente de las Fuerzas Armadas. Cada día aprendo de su generosidad y entrega. Es un honor y un orgullo poder estar sirviendo en el Gobierno de Pedro Sánchez.

-¿Qué le parece la reforma del Poder Judicial para que pueda nombrar en funciones solo a los dos magistrados del Constitucional que le corresponden?

-Lo único que puedo decir, como persona que viene del mundo de la Judicatura, es que me duele profundamente que el PP haya tomado durante tres años y medio al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) como rehén y no se haya procedido a la renovación. No es aceptable. El veto a la renovación del CGPJ tiene nombre y apellido, es el Partido Popular.

-Pero, ¿cómo valora la reforma?

Tengo confianza en que no sea necesario llegar a esa reforma porque se proceda a la inmediata renovación del Consejo General del Poder Judicial.