Deportes

Karius se justifica en Twitter tras ser cazado besando a otra mujer un topless

La mujer de Loris Karius también se ha pronunciado tras la publicación de las fotografías.

Loris Karius, guardameta del Union Berlin.
Loris Karius, guardameta del Union Berlin.CATHRIN MUELLERPool via REUTERS

El guardameta del Unión Berlín, que adquirió gran popularidad por sus fallos en la final de Champions frente al Real Madrid cuando era portero del Liverpool, se ha visto envuelto en una polémica. Loris Karius ha sido fotografiado con una mujer en una actitud muy comprometida, algo que el alemán ha querido explicar en su cuenta de Twitter.

Ayer, a Sophia y a mí nos filtraron fotos de mis vacaciones en las que aparezco con otra mujer. Desafortunadamente, es cierto que nos hemos ido distanciando durante un tiempo. Lamento que ahora se esté desmoronando y quería disculparme por ello”, ha escrito Loris Karius.

Según The Sun, el guardameta ha sido fotografiado en Grecia. Allí Loris Karius disfrutó de unos días junto a una mujer a la que besa tumbado y a la que la sujeta desde la parte baja de la cintura en las instantáneas. El germano y Sophia comenzaron su relación a finales de 2018 y han compartido fotografías juntos en sus redes sociales hasta hace pocas semanas. No obstante, tras la polémica, Sophia señalaba: “Somos personas separadas. Ahora puede hacer lo que quiera”. Sophia fue elegida en 2010 como la tercera mujer más bella del mundo. También ha sido portada de Playboy.

Karius impidió que Thomas fichase por el Liverpool

El equipo que dirige Jürgen Klopp tenía previsto abonar la cláusula de 50 millones de euros en la que estaba tasado el centrocampista. Sin embargo, los errores de Loris Karius que condenaron al Liverpool en la final de Champions que disputó frente al Real Madrid le obligaron a renunciar al fichaje de Thomas Partey.

Y es que en Anfield ya habían gastado 60 millones por Keita, del Salzsburgo; y otros 14,7 por Shaqiri, del Stoke City. Por ello, el Liverpool decidió gastar 73 millones en un nuevo portero, que fue lo que le costó llevarse a Alisson Becker de la Roma. Thomas Partey, por su parte, terminó recalando después en el Arsenal, que abonó al Atlético de Madrid su cláusula de rescisión.