• 1

    Libros

    Un vagabundo llamado Baudelaire

    Un excepcional volumen recoge los apuntes y reflexiones que Walter Benjamin tomó sobre el poeta francés a partir de sus lecturas y traducciones

  • 2

    Libros

    Inventores con «Ñ»

    En un país que desde hace lustros milita en el «bando de las humanidades» y se considera analfabeto a quien no lee pero no a quien ignora que...

  • 1

    Libros

    Oscar Wilde, elegido por su esposa

    El año 1895, el que más adelante lo verá en la cárcel condenado a trabajos forzados, empezó bien para Oscar Wilde: el 3 de enero se estrenaba...

  • 1

    «Plataforma»

    • Autor: Michel Houellebecq
    • Editorial: Anagrama
    • 316 Páginas
    • Precio: 18 euros

    «Plataforma»

    • Autor: Michel Houellebecq
    • Editorial: Anagrama
    • 316 Páginas
    • Precio: 18 euros

    El «enfant terrible» de las letras francesas, Michel Houellebecq (1958) –al que la próxima semana veremos como protagonista de una película que fantasea sobre su posible secuestro–, siempre buscando la polémica y provocando al personal mediante explosivas declaraciones políticas o directamente insultando a otros autores o a las feministas, publicó esta obra en 2001 y su éxito se extendió al mundo entero. Era la cuarta novela de este declarado pesimista que no pierde oportunidad de presumir de que «los medios de comunicación franceses me detestan». Un victimismo que resulta rentable, pues sus obras han sido premiadas y vendidas por doquier. Con todo, detrás del extravagante escritor se oculta un narrador de talento y, sobre todo, un cuestionador furibundo de nuestra sociedad de consumo y capitalista.

    «Plataforma» narra cómo el parisino cuarentón Michel, lleno de hastío y aprovechándose de la herencia paterna, emprende un viaje a Tailandia en busca de turismo sexual. Pero lo que era una visita de placer se convierte en negocio: tras conocer a Valérie, una directiva emprendedora, crea una red de colonias turísticas por todo el mundo en las que el sexo pueda practicarse libremente y la prostitución sea legal. El sueño financiero, empero, cae a plomo por los propios vicios de codicia e hipocresía que los ha amparado. De tal modo que el relato hay que interpretarlo como una crítica a nuestra sociedad de la que nadie sale indemne, el deseo sexual es la única evasión que puede redimirnos pese a todo, y el alma del ser humano se compra y se vende en una colectiva degradación imparable.

  • 1

    Más libros

Vídeos

  • 1
  • 1
    Opinión
  • 1
    Ely del Valle Carrera de sacos

    Que Susana Díaz tiene un marrón importante con la madeja de...

  • 2
    José María Marco Sopópera

    Los italianos mantienen una relación desacomplejada con el...